Puebla, bien librada de observaciones ASF

febrero 16, 2017 En Tiempo Real Erick Becerra

En tiempo real

Erick Becerra

En la página 90 del Informe General de la Cuenta Pública 2015 emitido este miércoles por la Auditoría Superior de la Federación aparece una conclusión reveladora: “… las entidades federativas que presentan la mayor proporción de monto observado respecto al importe asignado a los entes fiscalizados son Michoacán (16.5 por ciento), Ciudad de México (15.5 por ciento), Veracruz (15.1 por ciento), Morelos (14.0 por ciento) y Guerrero (13.8 por ciento).

¿Puede entenderse que estados como Guerrero, con la pobreza y retraso en el que se encuentra tenga gobernantes tan corruptos?

¿Puede comprenderse que la Auditoría Estatal de Veracruz no se haya dado cuenta de que Javier Duarte y sus secuaces estaban saqueando las arcas estatales?

¿Puede ser posible que en Michoacán, donde el crimen organizado está enraizado tanto o más que la corrupción, estado por cierto, bastión del moribundo PRD?

Le doy mi interpretación: creo que es indignante el resultado que arrojó la auditoría, particularmente con las observaciones a Veracruz y aún más la declaración del auditor ayer, cuando dijo que es muy difícil recuperar los montos desaparecidos porque ya los desaparecieron.

Para el caso de Puebla, la verdad es que la auditoría 2015 no arroja novedad alguna.

Y es que los montos de los fondos observados representan apenas 7% del presupuesto, razón por la cual no aparece como una de las entidades con focos amarillos en este caso.

Hay otro dato: las entidades federativas cuentan con 30 días a partir de hoy para entregar la documentación y solventar las observaciones del órgano encabezado por Juan Manuel Portal.

Para Puebla, el ejercicio de 2015 consideró un monto de 35 mil 92.5 millones de pesos, de los cuales fueron observados 2 mil 541.7 millones, es decir, 7.2%. Le pongo un caso enfrente: el Estado de México ejerció más de 71 mil millones de pesos y le observaron más de 8 mil.

Mil 700 a 2 mil 500 millones de pesos son las observaciones promedio que la auditoría hizo hacia Puebla en los últimos cinco años, razón por la cual se percibe cierta “normalidad”, una constante en los volúmenes, que hacen que no sea significativo.

Sin defender a nadie, porque el exgobernador Rafael Moreno Valle y su gabinete pueden defenderse solos, mi reflexión apunta a que las auditorías de miles de millones de pesos no arrojaron irregularidades escandalosas.

Hay pues, un volumen estándar, por lo que puede considerarse que la anterior gestión salió bien librada de la lupa de Juan Manuel Portal.

Desde los corrillos:

El alcalde Luis Banck rindió su primer informe de labores haciendo alarde de una muy buena capacidad oratoria.

Decidió realizar la ceremonia en Bosques de San Sebastián, donde se concentra 25% de la población. La vestimenta fue business class, sin corbata, pues, y no hubo maratónicas salutaciones que elevaran la imagen del alcalde.

Me pareció un acierto que el mensaje fuera ciudadano, de austeridad y que reconociera un déficit propagandístico: la gente no lo conoce porque no hizo campaña, sino que sustituyó a Tony Gali cuando el entonces alcalde pidió licencia para postularse por la gubernatura.

Austero y directo, preciso y cercano a la gente, son los calificativos que usaría para describirlo.

Ahora, creo, requiere meter el acelerador en la propaganda institucional porque el ciudadano demandará aún más rápido resultados efectivos.

Captura de pantalla 2017-02-15 a las 22.43.34