Las aspiraciones de Banck preocupan en el Congreso

mayo 17, 2017 Forma Es Fondo Agustín Hernández

Las aspiraciones del edil Luis Banck pusieron a temblar nuevamente a los diputados locales, pues actualmente el Congreso del Estado enfrenta un amparo debido a que un ciudadano se inconformó por la designación del presidente sustituto, proceso que tuvo efecto luego de que Antonio Gali Fayad solicitara licencia para pugnar por el gobierno, escaño que consiguió el pasado 5 de junio.

Ahora que el denominado "Plan B" (Banck) entró en vigor una vez que los Morenogalistas están explorando y moviendo sus cartas de cara a la elección de 2018, claro ejemplo es la gira que realizó a la Sierra Norte con la actual Secretaria General del PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo,  otra vez los legisladores están preguntándose, en caso de que el alcalde sea abanderado oficial, quién será su sucesor y quién lo determinará, pues de todos es conocido que Rafael Moreno Valle tiene influencia plena en las instituciones.

Pero además de ello, intercambian comentarios y hacen cuentas de cuándo tendría que separarse del Ayuntamiento, pues es obvio que la actual legislatura tendría que entrarle por segunda ocasión a "designar" a otro presidente municipal sustituto para concluir el periodo que inicio el hoy gobernador Antonio Gali Fayad.

Y otra vez saldría a la luz pública la impugnación que realizó un ciudadano a la designación que realizó el Congreso del Estado, al argumentar que en el 2013 fue uno de los más de 254 mil electores que votaron por Antonio Gali Fayad y no por Luis Banck Serrato

El juicio de amparo ante el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa fue admitido y por ello el Congreso está amparado por el procedimiento que realizaron el sábado 20 de febrero del 2016 cuando por 27 votos a favor y 7 en contra se designó a Luis Banck presidente municipal.

Aunado a los procesos legislativos y jurídicos, también es necesario analizar el costo político de la posible decisión de candidatear a Banck Serrato, un presidente municipal que no fue electo sino designado y que de su cargo para buscar otra posición y, nuevamente, los habitantes de la capital pudieran tener, en un periodo de 4 años 8 meses, tres presidentes municipales de los cuales sólo se eligió a uno.

¿Quién tendrá el perfil que pueda aglutinar a todos los grupos e interés de los Morenogalistas?

¿Quién será el valiente que se anime a concluir este periodo y sobre todo garantice estabilidad y gobernabilidad hasta concluir la administración 14 de octubre de 2018?

En unos meses más los sabremos...