Combatir a chupaductos

febrero 17, 2017 En Tiempo Real Erick Becerra

Erick Becerra

No fue de un día para otro cuando se apareció de pronto, de la nada, la mafia de los chupaductos.

Tampoco aparecieron espontáneamente de la nada quienes reclutan a niños, familias enteras, para ofrecer en caminos litros de a 9 pesos.

Mucho menos las explosiones que han traído muertes de cientos de personas fueron accidentes imprudenciales.

El fenómeno conocido como “huachicol” tiene su origen en hace por lo menos 10 años.

No. no es que Mario Marín tuviera también ese negocio. No es así.

Pero fue durante su mandato que se permitió, se solapó, la presencia del robo de ductos.

No dudo ni tantito que trabajadores o extrabajadores de Pemex hayan estado involucrados desde el principio, pues como lo hemos dicho anteriormente, estamos hablando de personas con conocimiento y habilidades técnicas para hacerle un hoyo a un ducto que trae cierta presión y cantidad de combustible.

En fin. La presencia de este problema tiene, insisto, al menos desde el 2008, año en que se registraron de manera preliminar, algunos casos de fuga en ductos, cuyo origen estaba aún poco claro.

Lo que evidenció el ilícito fue la explosión del 19 de diciembre de 2010 en San Martín Texmelucan, sin duda, que afectó una gran parte del municipio y causó la muerte de decenas de personas.

Hoy, las policías municipales, estatal y hasta la militar tienen fuertes dolores de cabeza por el fenómeno.

Y es que el problema no se enfrenta sólo con balas; se necesita mucho más que incluso la simple inteligencia policiaca.

Es un problema porque ya inundó y envenenó a los menores de edad que ven en la venta del combustible ilegal una fuente de ingresos.

Y cuando digo menores no me refiero a chavos de 16 años, sino niños de 8.

Esto es lo que solapó el gobierno de Marín, y es lo que el exsecretario Facundo Rosas permitió.

Hoy las autoridades no la tienen fácil, pero al menos están sumados el gobierno de la capital, el estado y la Secretaría de Defensa Nacional para enfrentar este gravísimo problema.

A ver qué tal les va en tan difícil tarea.

Gracias y nos leemos el lunes.