Militar que mató a huachicolero en Palmar de Bravo iría a proceso

julio 14, 2017


tribus

El Segundo Tribunal Unitario de Puebla determinó que sí existen proebas suficientes para someter a proceso al militar que fue captado en video el pasado 3 de mayo, cuando tras un enfrentamiento, disparó prácticamente a quemarropa a un presunto ladrón de combustible, provocándole la muerte en la comunidad de Palmarito Tochapan.

En la versión pública de su resolución, el Tribunal detalló que el juez de control Luis Eduardo Jiménez “demeritó” la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), ya que desechó pruebas que en su conjunto son importantes para determinar las responsabilidades en el caso y realizó interpretaciones anticipadas.

En el expediente se argumenta que el juez justifica el uso del arma y el estado de ánimo del sargento que disparó el pasado 3 de mayo.

“Se trataba de un escenario de guerra, literalmente hablando, con un estado emocional de alerta máxima por parte de los intervinientes, tanto de un lado como de otro.

"Este escenario de matar y morir, a consideración del suscrito, justifica la utilización de los armamentos con que cuentan nuestras fuerzas militares, pues sería absurdo pedir que los cuerpos policiales no utilicen ls armas que llevan cuando están siendo víctimas de un ataque frontal y de un estado de peligrosidad máxima”, señala el documento referido por el noticiero En Punto, de Televisa.

El Tribunal refirió que el juez tampoco tomó en cuenta dictámenes de fotografía, inspección del lugar de los hechos, el arma, la necropsia presentada, ni los testimonios de cuatro militares, que ubicaron al sargento José en el lugar, el tiempo y la circunstancia, argumentando que los soldados habían sido obligados a retractarse.

El Tribunal consideró que el testimonio de un soldado era clave para iniciar un juicio, porque asegura que vio directamente  su sargento disparar:

“En ese momento escuché un disparo de arma de fuego sobre mi costado derecho, (...) inmediatamente volteo, (...) incluso pensé que nos estaban disparando otros, (...) y en esos momentos veo al sargento (…) que le disparó al civil antes mencionado que estaba boca abajo, sin percatarme en qué parte del cuerpo lo había impactado.

“(...) fue en ese momento que me doy cuenta que el sargento estaba a una distancia aproximadamente de 50  centímetros del cuerpo del civil con el arma de fuego, (…) apuntando con dirección al civil, pero retrayendo el arma hacia su cuerpo y se dio la vuelta por lo que en ese momento me dirijo hacia donde estaba el sargento para preguntarle (…) por qué había disparado en contra del civil, pero él, al verme, me dijo: “Tú qué, pinche soldado”, señaló uno de los militares en su declaración.