Llama rector de la Ibero a jóvenes para que no pierden su compromiso social

octubre 11, 2017 Redacción

ibero

En el marco del 10 aniversario del PLIUL, la Universidad Iberoamericana Puebla fue sede del Encuentro Regional 2017, bajo el slogan Enraizados en el cuidado de la casa común, albergó a 70 jóvenes de nivel licenciatura de las IBERO Ciudad de México, Tijuana, León y Puebla, quienes están cursando el Programa en sus respectivas universidades.
La bienvenida estuvo a cargo del Dr. Fernando Fernández Font SJ, rector de la IBERO Puebla, quien expresó que este tipo de encuentros representan una gran oportunidad para que los jóvenes, no pierdan las convicciones de compromiso con la sociedad y puedan desarrollarse como líderes ignacianos con sentido humanista.
De igual forma, el Dr. Fernando Fernández destacó que no existen diferencias entre todas las universidades presentes, “emociona pensar que alumnos en toda América Latina, están con el mismo proyecto de crear conciencia, en donde los sueños son hacer de esta una sociedad más justa, prioritaria y fraterna”.
Bajo este tenor, el Rector de la IBERO Puebla manifestó que hay que soñar en grande y creer en nosotros mismos, “hay que tener una ilusión y esperanza en este proyecto y crear vínculos muy profundos para que valga la pena vivir en una comunidad jesuita”.
Posteriormente, la Dra. Covadonga Cuétara Priede, directora general del Medio Universitario, emitió una reflexión sobre el liderazgo jesuita y del porqué nos hace distintos. Destacó que para dirigir a los demás, primero hay que dirigirse a uno mismo, después reconocer que el liderazgo nace desde adentro y no del nombramiento, y por último el liderazgo está determinado por el entendimiento del quién soy, qué hago y cómo lo hago.
Asimismo, la Dra. Cuétara Priede aseguró que hoy en día el carisma del líder es más contagioso por el conocimiento de sí mismo, mientras que asumir la magnitud del liderazgo depende de la calidad y la formación del joven que lo asume el liderazgo, en donde se considera que es una labor interminable y un proceso con prioridades.
“Estoy convencida de que los universitarios ignacianos comparten el propósito de ayudar a los demás y crear una nueva manera de orar, mediante ejercicios espirituales, para obtener consciencia en sí mismos y continuamente actuar con amor”, concluyó la Dra. Covadonga Cuétara.
Al término de la bienvenida por parte de las autoridades académicas, los jóvenes universitarios presenciaron el foro 10 años, 10 historias en el que participaron egresados del PLIUL de las IBERO Ciudad de México, León y Puebla, y del ITESO; y el panel Los jóvenes, la política y las calles.
Este Encuentro tuvo como duración tres días de trabajo en los cuales, los jóvenes a través de la oración y la reflexión, abordaron dos vertientes del modelo de Reconstrucción del Tejido Social promovido por el Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), que a su vez es impulsado por la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús. Los ejes fueron gobierno comunitario y espiritualidad eco-comunitaria.
Cabe señalar que el PLIUL es una experiencia formativa extracurricular de la Asociación de Universidad Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL). Tiene una duración de ocho meses y se desarrolla a través de sesiones semanales y tres experiencias: Ejercicios Espirituales, Inserción y Encuentro Regional.