Confirman la muerte de 26 personas en tiroteo en iglesia de Texas

noviembre 5, 2017 Excélsior


muertos

El gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que 26 personas murieron en el tiroteo iniciado por una persona en una iglesia bautista de Texas, y que ha dejado además decenas de heridos.
El hecho ocurrió en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, a 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas), sobre las 11:30 hora local, momento en que se celebraba un oficio religioso.
El autor de los disparos, identificado por varios medios como Devin Kelley, un hombre blanco de 26 años, murió después de enlutar a la población de Sutherland Springs, de menos de 500 habitantes.
La iglesia se encuentra en Sutherland Springs, un suburbio semirrural de unos 600 habitantes en el condado de Wilson, al sureste de San Antonio.
Larry Wiley, comisionado del Condado de Wilson, informó a la cadena de televisión Fox News que entre los muertos figuran varios niños.
Al menos 10 heridos fueron trasladadas al Hospital Connally Memorial Medical Center en Floresville, a unos 20 kilómetros de Sutherland Springs, informó la vocera del nosocomio, Megan Posey, quien agregó que algunas víctimas debieron ser llevadas en helicóptero al Centro Médico Brookes del Ejército en San Antonio.
Una mujer que trabaja en una gasolinera frente a la iglesia dijo a la cadena de televisión ABC News que escuchó una ráfaga de disparos a las 11:15 hora local (17:15 GMT), lo que provocó que los clientes del establecimiento se ocultaran en el interior de la tienda.
El tiroteo duró unos 15 segundos. Grité, '¡Abajo! ¡Entren!', y todos nos escondimos", dijo la mujer de 49 años, quien se negó a dar su nombre.
Agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) se trasladaron al lugar esta tarde para analizar la escena del crimen.
El presidente estadunidense Donald Trump, quien realiza una visita oficial en Japón, escribió en su cuenta de la red Twitter un mensaje de condolencias y señaló que “el FBI y fuerzas de la ley atienden el asunto. Estaré monitoreando la situación desde Japón”.
El incidente ocurre luego que el pasado 1 de octubre, un tirador identificado como Stephen Paddock disparara y diera muerte a 58 personas y dejara a 546 heridas en Las Vegas, en la peor masacre perpetrada hasta ahora en la historia de Estados Unidos.
El procurador estatal de Texas, Ken Paxton, expresó sus condolencias para los familiares de las víctimas, tras asegurar que su oficina está lista para asistir a autoridades locales en todo lo que sea necesario.
Fuente: Excélsior